ESCUELA INFANTIL DANA

Mas de 30 años al cuidado de los mas pequeños.

NUESTRA HISTORIA.

 Hace ya unos cuantos años, concretamente 33, que Menchu decidió abrir esta escuela, y llamarla DANA, por dos de sus hijos, aunque la verdad mejor sería que la hubiese llamado Menchu, pues durante todos los años en los que ella fue la directora y profesora del centro, todos los niños lo llamaban “el cole de Menchu”.

Comenzamos siendo un colegio de preescolar, y la edad de los alumnos era de 2 a 6 años. Les enseñábamos entre otras muchas cosas a leer, sumar y restar. Poco a poco la edad de los alumnos ha ido variando, y en la actualidad  tienen edades que van desde los 4 meses hasta los 3 años, aunque también contamos con servicios diurnos para niños de 3 a 8 años.

También contamos con una actividad extraescolar muy interesante, iniciación y refuerzo de la lectura, en la pretendemos inculcar a los niños nuestra  pasión por la lectura, a través del juego y utilizando todos los recursos que hay a nuestro alrededor: obras de teatro, bibliotecas, parque y jardines donde salir a leer un cuento... Queremos que los niños os pidan que los traigáis a la escuela a jugar, cuando en realidad vienen a leer.

Pero sigamos con nuestra historia. En la actualidad Menchu, ha dejado paso a sus dos hijas, nosotras, Ana y Mari, que seguimos sus pasos y nos a inculcado su pasión por la enseñanza,  y por el trabajo individualizado con los niños que más lo necesitan, como decía Pedro García en una de sus Charlas, hay dos tipos de niños, los redondos y los cuadrados. Los redondos cuando nacen les das un empujoncito y así continúan hasta que se hacen mayores, en cambio, los cuadrados hay que ir dándoles empujoncitos. Pues de esos niños, son de los que más te tienes que preocupar, y no dejarlos apartados porque te descolocan el aula.


Pero no debemos olvidarnos de Julia, la otra profesora del centro, que comparte nuestro método de trabajo y que hace 16 años, comenzó haciendo las prácticas de técnico de educación infantil, y después de dos años, no la dejamos escapar, pues es una persona trabajadora, cariñosa con los niños, y buena compañera, algo que valoramos mucho, pues el clima de trabajo, influye enormemente en los niños, si las educadoras de vuestros hijos no tienen una  buena relación, eso repercute en los niños.

A lo largo de los años han pasado otras educadoras, a las que siempre recordaremos y de las que no nos olvidamos, como por ejemplo María, Anahí, Almudena, que contaban con nuestro cariño, el de los niños y el de los padres, muchos de los cuales nos han confiado la educación de sus hijos,  a pesar de la distancia que tenían que recorrer para llegar desde sus casas


A lo largo de los años el centro ha sufrido continuas modificaciones y ampliaciones, para adaptarse a la edad de los niños. En la actualidad contamos con un patio exterior dotado de tobogán y balancines, del que disfrutamos, siempre que el tiempo lo permite.


Desde esta a página queremos agradeceros vuestra confianza en nosotros durante todos estos años, y deciros que no dudéis en pasar a saludarnos. Nos hace mucha  ilusión cuando algún exalumno nos viene a saludar o nos trae a sus hijos.